El contubernio romano

e40bb-clip_image003

Un contubernium era la unidad administrativa más pequeña del ejército romano, a los hombres del contubernio se les denominaba contubernales.

Estaba formada por ocho soldados de infantería (legionarios o auxiliares) que compartían tienda, equipo común y mula para trasportarlo en caso de campamentos de marcha y desplazamientos, y que en los campamentos permanentes tenían asignada la misma habitación en los barracones.

Además había dos auxiliares a los que se les asignaba la tarea de cuidar de la mula de carga del contubernio, proveer de agua a sus compañeros durante la marcha, cocinar, buscar leña…e incluso a menudo poseían habilidades especiales, como herrería, carpintería, etc.

En cualquier caso, la tienda o la habitación de barracón sólo tenía 6 lechos o camas, ya que dos hombres del contubernium siempre estaban de guardia mediante relevos.

Era gestionado por un cargo denominado “decanus” (no confundir con decurión, además no debe interpretarse necesariamente como un “rango militar”), se ha interpretado que el llamado decanus era votado por los miembros del contubernio (normalmente era el legionario más veterano de los contubernales), e incluso también seleccionado de entre de los soldados immunes y principales (de entre los que destacan signifer, optio y tesserarius de cada centuria) que seguramente fueran además responsables cada uno de un contubernium propio concreto. El decano mantenía las disciplina en el contubernio y supervisaba la erección de la tienda comunitaria. Se le identificaba por llevar dos plumas (posiblemente del color de la túnica) en los laterales del casco.

La agrupación de entre 8 a 10 contubernia formaba una centuria al mando de un centurio.

Responsabilidades:
En el ejército romano la responsabilidad recaía íntegramente sobre todos y cada uno de los miembros del contubernio. Si uno o varios miembros realizaban alguna falta o mérito eran castigados o recompensados como unidad.
_________________

0 comments on “El contubernio romanoAdd yours →

Deja un comentario