Patera

La patera era sin duda, el elemento en el que el legionario procuraba gastarse el máximo dinero posible, ya que pensaba usarlo durante 25 años 3 veces al día. Es una suerte de cacerola-cuenco, en el que se calentaba la comida. Esta está labrada y es de latón con su interior estañado.