Papilio

Los legionarios romanos desde el momento en el que desde el momento en el que entra en el ejército viven en una unidad denominada contubernium compuesta por 8 hombres con los que compartirán todo durante los 25 años de servicio. Una de las cosas que comparten es el dormir juntos y esto lo realizan en unos habitáculos de aproximadamente 3 metros por 3 metros. Cuando los legionarios salen del cuartel de invierno para realizar alguna campaña o alguna marcha transportan una tienda de campaña de tamaño similar llamada Papilio esta tienda según los restos arqueológicos encontrados se compone de 70 pieles de cuero de cabra engrasado recortadas de manera que formen cuadrados que son unidos entre sí hasta completar la totalidad de la tienda. Esta tienda la transporta la mula junto con sus palos y es un excelente refugio tanto durante el invierno ya que la piel hace las veces de invernadero como durante el verano en la que sus dos puertas se mantienen abiertas para que corra el aire. Algunos arqueólogos postulan que en climas más cálidos como por ejemplo en África las tiendas serían de lino impermeabilizado con aceite debido a que son más frescas y fáciles de transportar. Un Papilio de cabra engrasada puede llegar a pesar unos 100 kilos entre la tienda propiamente dicha, los palos y las piquetas.